martes, 1 de septiembre de 2015

¿QUÉ VE UN ASTRONAUTA DESDE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL?


Desde la tierra roja de África, el azul del agua de los océanos, a las luces verdes de los polos y la luz amarilla de la actividad humana, descubrimos algo increíblemente hermoso y extraño al mismo tiempo. Video cortesía de la Earth Science and Remote Sensing Unit, NASA Johnson Space Center.



UNA NOTA PARA LA PERSONA QUE HURGABA EN LA BASURA


La dueña de un restaurante se dirigió mediante una nota a la persona que hurgaba en la basura.

EL MAJESTUOSO ENTORNO DE UN ERMITAÑO JAPONÉS


En un poema citado por Octavio Paz en sus Vislumbres de la India, Bhartrihari (¿siglo VII?) dice:

¿Para qué toda esa hueca palabrería?
Sólo dos mundos valen la devoción de un hombre:
la juventud de una mujer de pechos generosos,
inflamada por el vino del ardiente deseo,
o la selva del anacoreta.

Realmente esa es la gran disyuntiva del hombre y quizás la última tentación. Aunque uno quisiera escapar del ruido del mundo y consagrarse al espíritu manteniendo los placeres de la carne, esto es imposible. Ambas sendas del éxtasis no se pueden combinar.

La vida del asceta o anacoreta es para los chinos y los japoneses uno de los grandes mitos vivientes, generando una enorme atracción turística. Estos hombres se recluyen en majestuosas montañas donde llevan a cabo una férrea disciplina espiritual.

Casi como una meditación: una simulación de estar ahí en esas montañas entre pinos, luz y serenidad en la alta penumbra, así puede uno ver este video. El ascenso del espíritu simbolizado por la montaña.

El video muestra la región de Kumano en Japón, donde se practica el camino de Shugendo, un entrenamiento ascético en las montañas sagradas. El cortometraje fue grabado ahí, envuelto en niebla espiritual, entre mantras y silencio ritual. La obra muestra la vida de Kosho y su contacto con los elementos, una vida sencilla en búsqueda del despertar de la conciencia.

Las imágenes son especialmente apropiadas ya que de manera sutil van ascendiendo la montaña simbolizando la maduración del entendimiento, como el humo del incienso que representa también la percepción del cuerpo sutil.



(Visto en Pijamasurf)

lunes, 31 de agosto de 2015

MENTIRAS QUE ESCUCHAREMOS A MEDIDA QUE EL COLAPSO ECONÓMICO SE HAGA EVIDENTE



Como ya venimos indicando desde hace bastante tiempo, hay mucha gente convencida de que un Colapso Económico es inminente.

Algunos de ellos, como el articulista Brandon Smith, nos advierten de las mentiras y maniobras de propaganda a las que seremos sometidos, a medida que el colapso se haga cada vez más evidente a nuestro alrededor.

Si usted conoce la historia, entonces sabrá que una táctica común de las élites del establishment es engañar al público vendiéndole falsas esperanzas para que no tomen medidas alternativas o drásticas mientras el sistema se desmorona a su alrededor.

En los inicios de la Gran Depresión se utilizaron estas mismas estrategias.

Miremos lo que dijeron los grandes portavoces del sistema antes del crack de 1929 y comparémoslo con los mensajes que estamos escuchando en estos últimos meses:

- John Maynard Keynes en 1927: “No vamos a sufrir más crashes (económicos) en la época actual”

- HH Simmons, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York, 12 de enero de 1928: “No puedo dejar de levantar una voz discrepante hacia esas declaraciones que afirman que estamos viviendo en un paraíso de tontos, y que la prosperidad de este país disminuirá irremediablemente en el futuro cercano”

- Irving Fisher, prestigioso economista estadounidense, The New York Times, 05 de septiembre de 1929: “Puede haber una cierta recesión en los precios de las acciones, pero de ninguna manera alcanzará la naturaleza de un crack económico”. Y el 17 de septiembre de 1929, afirmó que: “Los precios de las acciones han alcanzado lo que parece una meseta permanentemente alta. Yo no creo que vaya a producirse un descanso de 50 ó 60 puntos respecto a los niveles actuales, como los pesimistas han predicho. Espero ver el mercado de valores como un negocio por todo lo alto en los próximos meses”.

-W. McNeel, analista de mercado, en el New York Herald Tribune, el 30 de octubre de 1929: “Este es el momento de comprar acciones. Este es el momento de recordar las palabras del difunto JP Morgan…que cualquier hombre que sea conservador y pesimista en América irá a la quiebra. Dentro de unos días es probable que veamos un pánico entre los bajistas,los pesimistas y los conservadores que venden sus acciones, más que un pánico entre los optimistas. Muchos de los precios bajos a los que se ha llegado como consecuencia de esta venta histérica no es probable que se alcancen de nuevo en muchos años”.

- Sociedad Económica de Harvard, 10 de noviembre de 1929: “Una grave depresión parece improbable; esperamos la recuperación de los negocios en la próxima primavera, con nuevas mejoras en otoño”.


Qué mensajes tan optimistas, justo antes y después del estallido de una de los peores cracks económicos de la historia, ¿no?

El problema es que el colapso económico no es un acontecimiento singular, sino un proceso.

La economía mundial ha estado en un proceso de colapso desde 2008 y nunca abandonó ese camino. 

Mucha gente ignorante en la materia, ha tomado las estadísticas ofrecidas por los gobiernos al pie de la letra y han interpretado los mercados alcistas manipulados como algo legítimo, negándose a reconocer los fundamentos económicos.

Se produjeron montones de días “de recuperación” en los mercados bursátiles durante la Gran Depresión, y esto mantuvo el falso sueño de una rápida recuperación durante muchos años.

Debemos esperar enormes altibajos en las bolsas a medida que el colapso actual vaya sucediéndose, con días caracterizados por grandes ganancias y enormes subidas en los parqués; pero siempre debemos recordar que es la tendencia general la que importa, mucho más allá de lo que acontezca en cualquier día de negociación positivo o negativo.

Es decir, el establishment intentará minimizar las señales de colapso que ya no puedan ocultar, vendiéndolas al público como señales de importancia “mínima”.

Al igual que ocurrió durante el inicio de la Gran Depresión, las mentiras, evasivas, cortinas de humo y mensajes falsamente tranquilizadores se irán multiplicando de un modo exponencial a medida que nos acerquemos a la hora cero.

Estas son algunas de las mentiras que probablemente escucharemos a medida que el colapso económico se acelere …


LA CRISIS FUE CAUSADA POR EL CONTAGIO CHINO

La hipocresía inherente a esta mentira es verdaderamente sorprendente, por decir lo menos: ahora resulta que China tiene la culpa de todos los males de la estructura económica global interdependiente.

Sin embargo, la sola mención de que la Reserva Federal de EEUU podría retrasar el aumento de las tasas de interés, ha provocado una euforia en las bolsas después de una semana de flirteo con el desastre en todos los mercados del mundo.

Es decir, la posibilidad de que cualquier tipo de interés aumente, sin importar lo pequeño que sea ese aumento, tiene amplias implicaciones para los mercados de todo el mundo.

La verdad es que la caída de las materias primas en todo el mundo, (que sin duda continuará en los próximos meses a pesar de los retrasos en el aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal), es producto de la decadencia universal en infraestructura fiscal.

Casi todas las naciones en este planeta, todas las economías soberanas, han permitido a los bancos centrales e internacionales que envenenen todos los aspectos de sus respectivos sistemas financieros a través de la deuda y la manipulación.

Esto no es un problema de “contagio”, sino un problema sistémico para todas las economías del mundo.

Lo que ha sucedido en China importa mucho, no porque signifique un peligro de contagio hacia las demás economías. Es importante porque China es el mayor importador y exportador del mundo y es un espejo claro de la salud financiera de todos los demás países.

Si China está fallando, significa que no estamos consumiendo en el resto del mundo, y si no estamos consumiendo, entonces es que las cosas van muy mal.

Los disturbios bursátiles de China en estas últimas semanas, presagian que nuestras propias condiciones económicas son mucho peores de lo que creemos.

LA REBAJA DE LOS TIPOS DE INTERÉS EN CHINA DETENDRÁ EL CRASH

Pues no, no lo hará.

China ha reducido las tasas de cinco veces desde noviembre del año pasado y esto no ha hecho nada para detener el colapso del mercado. Lo único que se conseguirá es un breve respiro durante la avalancha.

NO ES UN CRACK, ES SOLO EL FINAL DE UN “CICLO DE LOS MERCADOS”

Esta es la una no-explicación propia de gente ignorante.

No hay tal cosa como un “ciclo de los mercados” cuando los mercados están siendo soportados parcial o totalmente por la manipulación del dinero fiat, realizada por los bancos centrales.

Nuestro mercado de ninguna manera es un mercado libre, por lo tanto, no puede comportarse como un mercado libre, y por lo tanto, es un mercado atrofiado sin ciclos identificables.

Oscilaciones en los mercados de hasta el 5% -6% a la baja o al alza (a veces en un solo día) no son parte de un ciclo normal. Son signos de la volatilidad cancerosa que proviene de una economía al borde del desastre.

Ciertamente son el resultado inevitable de los mercados manipulados, las estadísticas falsificadas y unas esperanzas fuera de lugar, pero también son una indicación tangible de que nos aproximamos a un crack.

LA RESERVA FEDERAL NUNCA ELEVARÁ LAS TASAS DE INTERÉS 

No cuenten con ello.

Las declaraciones públicas de entidades globalistas como el FMI acerca de China, por ejemplo, han argumentado que su crisis actual no es más que parte de la “nueva normalidad”; un futuro en el que el estancamiento del crecimiento y la reducción de los niveles de vida serán el nuevo estándar de vida. 

Es previsible que la Reserva Federal utilice el mismo argumento para apoyar el final de las tasas de interés cero en los EE.UU., alegando que la disminución de los estándares de riqueza y de vida norteamericanos, son una parte natural del nuevo orden económico mundial en el que estamos entrando.

Pronto llegará el día en que la Reserva Federal, el FMI, el BPI (Banco de Pagos Internacionales), tratarán de convencer al pueblo estadounidense de que la erosión de la economía y la pérdida de la condición de reserva mundial es en realidad una “buena cosa”. Afirmarán que un dólar fuerte es la causa de todos los males económicos de EEUU y es necesaria una pérdida de su valor.

Lo más posible es que la subida de tipos de interés no se produzca en septiembre, sino al menos a finales de año, después de una serie de reuniones de alta tensión en el que el mundo financiero se sentará con ansiedad a la espera de la palabra desde las alturas.

¿Y por qué harán subir las tasas? Algunas personas aún no comprenden que el objetivo de la Reserva Federal es destruir el sistema económico de Estados Unidos, no protegerlo.

Un aumento de la tasa se producirá exactamente porque eso es lo que se necesita para desestabilizar aún más la psicología del mercado de Estados Unidos para dar paso al “gran reajuste económico” global.

Los globalistas en el Banco de Pagos Internacionales, ya consideraron abiertamente en primavera que las políticas de bajos tipos de interés habían sido un disparador potencial de la crisis. Sus declaraciones siguen con la tendencia del Banco de Pagos Internacionales de “predecir” aquellos eventos terribles del mercado que ellos mismos ayudan a crear, al mismo tiempo que tergiversan los objetivos que estas maniobras esconden.

HABRÁ UNA QE4 O NUEVA FLEXIBILIZACIÓN CUANTITATIVA

Recordemos que “la flexibilización cuantitativa es una herramienta de política monetaria, utilizada por algunos bancos centrales para aumentar la oferta de dinero, aumentando el exceso de reservas del sistema bancario, por lo general mediante la compra de bonos del propio Gobierno central para estabilizar o aumentar sus precios y con ello reducir las tasas de interés a largo plazo”

Una vez más, que nadie cuente con ella.

Si el objetivo de los globalistas, como parece, es hacer descarrilar el dólar, la acción ya está en marcha, pues el FMI está estableciendo cuidadosamente el escenario para que el Yuan entre en la canasta de monedas del DEG (Derechos Especiales de Giro) mundial el próximo año, amenazando el estado de reserva mundial del dólar.

China también sigue volcando cientos de miles de millones en bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que inevitablemente conducirá a maniobras similares por parte de otras naciones. El dólar es una moneda muerta, y la Reserva Federal ni siquiera tendrá que imprimir dinero al estilo de la Alemania de la República de Weimar para acabar con él.


NO ES TAN MALO COMO PARECE

Sí, es exactamente tan malo como parece, si no peor.

Cuando el Dow Jones puede abrir una sesión cayendo 1000 puntos en un lunes y China puede perder la totalidad de sus ganancias para el año 2015 en el lapso de unas pocas semanas a pesar de las medidas de estímulo su gobierno, es que algo anda muy mal. Esto no es un “hipo”. Esto no es una corrección que ya ha tocado fondo. Esto es sólo el principio del fin.

Las bolsas no son un indicador predictivo. No siguen fundamentos positivos o negativos. Las acciones no se estrellan cuando una economía está enferma.

Las acciones se desploman después de que la economía ya haya pasado del estado de coma. Las acciones se estrellan cuando el sistema ya no es salvable en absoluto.

Desde el año 2008, nada en la estructura financiera mundial se ha recuperado y ahora el edificio de la banca central es incapaz de, o no quiere (creo que ambas cosas a la vez), suministrar las herramientas para que podamos salvarnos.

Vamos a sentir el dolor de la caída mientras los medios del establishment nos dicen “que todo ese dolor solo está en nuestras cabezas” …

Brandon Smith
(Fuente: http://www.alt-market.com/; visto en El Robot Pescador)

--------------------------------------------------------------------------------------------------

No es halagüeño, pero mañana este blog dejará de lado todo pesimismo y, de acuerdo con su tradición de cada primero de mes, solo publicará entradas positivas.

LA AGENDA OSCURA DE LA BIOLOGÍA SINTÉTICA: DE LOS CHEMTRAILS A LA PSEUDO-VIDA



A medida que el mundo natural que nos rodea muere, ¿qué lo reemplazará? La geoingeniería incluye medidas de biorremediación para traernos árboles genéticamente modificados así como los cultivos. ¿Y qué decir de los propios humanos? ¿Cómo estamos siendo transformados desde el interior?

La gente de todo el mundo está observando estelas químicas (chemtrials) y extrañas nubes creadas por el hombre. Cielos blanquecinos, con una neblina artificial que interfiere el paso de la luz solar y el clima, como los árboles en todo el país enferman y mueren. Las pruebas del suelo y el agua muestran elevadas cantidades de metales pesados, y las fibras artificiales llueven sobre nosotros.

¿Juegan sólo con la geoingeniería? ¿Qué significan las fibras auto-replicantes que se encuentran en pacientes de Morgellons? ¿Por qué materiales modificados y manufacturados con nanobiotecnología se encuentran en muestras ambientales del aire?

Todo esto sugiere un programa de ingeniería planetaria que está afectando y está dirigido a todos los seres vivos. La biología sintética es la nueva frontera de la ciencia, la combinación de la genética, la robótica y la nanotecnología con la inteligencia artificial, hibridación de formas naturales y tejidos de ingeniería más allá de nuestra imaginación.

¿Cómo va a trascender en nuestro mundo? ¿Vamos a convertirnos en máquinas? ¿ya lo somos? ¿O nos hemos convertido en híbridos tecnológicos?

Una ponencia que da mucho que pensar sobre los chemtrails, el transhumanismo y el NWO, además de como desde la industria cinematográfica, publicidad y entretenimiento se nos induce el mensaje subliminal del "robot humano" (con emociones)... a uno le vienen a la cabeza lecturas como las de Asimov, visonados como "Yo Robot", "los hijos de los hombres", "Gattaca", "Los Sustitutos", "Ghost in The Shell" y "Appleseed ex-machina" o excelentes vídeojuegos de "conspiración" concernientes a la IA y al Transhumanismo como "Deus-Ex: Human revolution"



(Fuente: Mystickll)

¿VIOLENTOS?


LA MENTIRA DEL ATENTADO CONTRA LAS TORRES GEMELAS